martes, enero 17

Famatina espera un respaldo de la Nación que no llegará

La rebelión contra la llegada de una minera sigue en pie. El intendente local se peleó con el gobernador, Beder Herrera, y llamó a la Presidenta, pero no obtuvo apoyo y quedó aislado.

La rebelión del pueblo riojano de Famatina contra la megaminería adquirió un fuerte tono político, luego de que el intendente local, el kirchnerista Ismael Bardogaray, se convirtiera en uno de los líderes de la protesta, tras su pelea con el gobernador oficialista Luis Beder Herrera.

En una jornada que estuvo signada por la gran cantidad de marchas que se realizaron en distintos puntos del país, incluso la Capital Federal, la intervención de Bardogaray -que solicitó sin éxito el apoyo de la presidenta Cristina Kirchner- acaparó la atención.

El intendente, de 35 años, fue elegido en 2007 y reelegido en 2011 impulsado por Beder Herrera y por el Gobierno nacional, pero tras el inicio de la protesta de los famatineños rompió con el gobernador por su apoyo rotundo al proyecto de la trasnacional canadiense Osisko.

"El pueblo de Famatina no quiere la actividad minera para nuestra región. La gente apuesta al turismo o a la producción de
nueces, duraznos, uvas, peras", dijo Bardogaray al explicar su postura. En el municipio de Famatina aseguran que el intendente se comunicó con los principales colaboradores de Cristina Kirchner, mientras la mandataria era operada el 4 de enero, pero no recibió el apoyo esperado.

Por su parte, Beder Herrera, que es oriundo de Famatina, pidió "reflexión" a los pobladores para que abandonen la protesta y dijo que el desembarco de la minera canadiense le dejará "muchos millones" a la provincia. En medio de las protestas, Beder Herrera y su vicegobernador, Sergio Casas, se fueron de vacaciones, por lo que el vicepresidente primero de la Cámara de Diputados provincial, Angel Nicolás Páez, quedó a cargo del Ejecutivo.

En este contexto, el plazo para la llegada al cerro Famatina de los mineros de la Osisko Mining Corporation terminó este lunes, mientras los vecinos de la ciudad cortaban el paso al cerro y temían por una represión de las fuerzas de seguridad. Este 16 de enero de 2012 era la fecha fijada por la minera canadiense y la estatal Energía y Minerales Sociedad del Estado (EMSE) de la Rioja en el contrato firmado en agosto de 2011 para el desembarco de cara al inicio del primer año de exploración.

La mitad del pueblo de Famatina, que tiene 7 mil habitantes, participa del corte desde el 2 de enero y promete resistir allí para impedir que la minera inicie actividades en el cerro, donde habría grandes reservas de oro y otros minerales preciosos que
serían extraídos con la utilización de "lavado de cianuro".

Vecinos, agricultores, comunidades religiosas, gremios y sectores sindicales, empresas y sectores políticos, entre otros,
participaron este lunes de una caravana que recorrió Famatina y finalizó en el lugar de la protesta. La Jornada Nacional de Lucha, denominada "Todos por la Vida", incluyó manifestaciones en varios puntos del país, como la plaza central de la capital de La Rioja y la Ciudad de Buenos Aires.

En la Capital Federal, la marcha fue convocada en Callao al 700, frente a la Casa de La Rioja y tuvo una buena concurrencia de varias organizaciones políticas y sociales. En La Rioja, el Gobierno de Beder Herrera intimó en varias oportunidades a los manifestantes para que liberen el acceso al cerro e incluso licenció a los policías locales, que se negarían a emprender una represión, y envió al lugar a la Brigada de Acción Operativa (de asalto).

Pero los pobladores ratificaron la protesta y sostuvieron que permanecerán en el lugar para impedir en forma pacífica que los
mineros puedan acceder al cerro, con lo que buscan repetir la hazaña de 2006 cuando lograron que la minera Barrick Gold se fuera del lugar tras casi cuatro años de exploración.

Famatina, La Rioja, NA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada