miércoles, junio 10

Baltasar Garzón defenderá gratis a un comisario acusado de femicidio

Asumió la defensa del español Jesús Figón gratuitamente. Se lo acusa de haber matado a puñaladas a su esposa en Brasil.

El ex juez español Baltasar Garzón aceptó defender, de manera gratuita, a un comisario y diplomático del mismo país acusado de haber matado a puñaladas a su esposa en Brasil, en lo que representa un caso que conmocionó a gran parte de la opinión pública deEspaña.
El estudio de abogados ILOCAD, fundado por el propio Garzón, defenderá a Jesús Figón quien, según lo consignado por la agencia Europa Press y replicado en medios como el diario El Mundo, habría confesado haber matado el pasado 12 de mayo a su esposa Rosemary Justinoen Brasil utilizando un cuchillo.
Garzón señaló en un comunicado que se acercó personalmente ante las diligencias previas que se siguen en la Audiencia Nacional "a fin de contribuir al esclarecimiento de unos hechos de los que considera inocente" a su cliente y "garantizar la protección que, como Consejero de Interior de la Embajada de España en Brasil, debe tener en el Estado al que se le destinó".
Según la defensa del comisario acusado de femicidio, "el agente diplomático tieneinmunidad penal en el Estado receptor, sin excepción alguna, lo cual no exime de la jurisdicción del Estado acreditante." Aclaró que "no se trata de un privilegio atribuido al representante español en el extranjero, sino una salvaguarda de los intereses nacionales".
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco tiene previsto interrogarle el próximo día 30 tras admitir la querella presentada por la hija del comisario y de la mujer asesinada, y para esa fecha se espera que Figón ya haya sido trasladado a España. El magistrado pidió a Interpol Brasil "la posibilidad de que permitan el traslado del imputado para declarar en esa condición para esa fecha".
Cómo fue el caso de femicidio. El comisario Figón, consejero de Interior en la embajada española en Brasil, fue detenido el 12 de mayo en Vitoria, sudeste de Brasil, tras supuestamente asesinar a su esposa, Rosemary Justino Lopes. El policía se entregó voluntariamente a la policía brasileña, a la que, según la prensa española, relató que su mujer, que sufría depresiones por la pérdida de un hijo, lo atacó con un cuchillo tras una discusión y que, aunque sólo tenía intención de defenderse, acabó apuñalando a su esposa con la misma arma.
El comisario español fue puesto en libertad tras declarar ante la policía brasileña, mientras que, desde Madrid, el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, mostró la disposición de Madrid a retirarle la inmunidad diplomática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada