jueves, julio 16

Se busca princesa calva

Se busca princesa calva



Un grupo de artesanas crea muñecas sin cabello a petición de una niña enferma de cáncer que quiere una película Disney protagonizada por una heroína como ella.

Es una historia que podría ser un cuento y que busca ser convertida en una película. El origen de la misma es una entrada de una niña enferma de cáncer en las redes sociales con un mensaje conmovedor en el que pedía a la compañía cinematográfica Disney una película protagonizada por una princesa calva. Un sueño que no pasó desapercibido por Asun Bodí quien rápidamente quedó conmovida por este mensaje, hasta el punto de dedicar parte de su vida y esfuerzos a cumplir el deseo de la pequeña. Bodí aprovechó su contacto con el mundo de las fofuchas, muñecas originarias de Brasil que se elaboran con goma eva y bolas de porexpan, para idear un proyecto que le uniría para siempre a la causa de su fuente de inspiración: crear príncipes y princesas calvas para los niños enfermos de cáncer que están ingresados en el hospital.
Asún contactó con otras personas para compartir el proyecto y decidieron crear un grupo en Facebook para pedir la colaboración de más artesanas para idear sus propios príncipes. Empezaron siendo una treintena y, a día de hoy, ya suman más de 1.600 esfuerzos repartidos por toda España y algunos otros países. El proyecto ha visto nacer a sus dos protagonistas, el príncipe Coraje (realizado por Luis Sánchez de Alcalá de Guadaira) y la princesa Esperanza, ambos calvos, y que quieren repartir por todos los hospitales españoles a partir del mes de febrero del próximo año, coincidiendo que el día 15 de ese mes coincide con el Día Internacional del Cáncer Infantil.
Se necesita ayuda, no dinero

El proyecto es totalmente altruista, las artesanas no cobran nada ni piden aportaciones económicas. La única ayuda que necesitan es la de proveedores o mayoristas que trabajan con los materiales de las fofuchas para que todas las comunidades tengan las herramientas para poder crear sus príncipes, que les supone un coste medio de unos cinco euros. "Desgraciadamente, estamos bastante desbordados porque hay muchos niños ingresados en los hospitales con cáncer, por lo que cualquier ayuda de artesanas será bienvenida", afirma Asun Bodín. Por poner un ejemplo, sólo para poder abastecer a los niños y niñas del Hospital Sant Joan de Déu se necesitan unas 600 fofuchas. El grupo ha elaborado un vídeo tutorial con las instrucciones para hacer los príncipes y princesas para aquellos artesanos que quieran contribuir con su tiempo a crear más muñecos solidarios.
Llegar a Disney

El nacimiento del príncipe Coraje y la princesa Esperanza es la parte más simbólica de un proyecto que tiene como principal objetivo recoger firmas para que Disney pueda rodar finalmente una película protagonizada por príncipes o princesas calvas, y cumplir así el deseo de la niña que lo solicitaba en internet. "Pedimos que si Disney se anima a hacer esta película destine el 50% o el 100% de su recaudación a la investigación del cáncer infantil", explica Bodí. La impulsora del proyecto cree que esta iniciativa es importante porque "estamos hablando de niños y niñas que a consecuencia de los tratamientos de quimioterapia o radioterapia que reciben se ven diferentes al resto, incluso la sociedad les ve diferentes, por lo que es importante para ellos que se den cuenta de que sus héroes también pueden ser como ellos, y que una princesa calva también puede ser muy bella", asegura la creadora.
La iniciativa no lucrativa abandera un mensaje que va más allá de una firma o un muñeco, y que pone en el punto de mira a una sociedad donde los cánones de belleza escapan de las personas, mayores o pequeñas, que no tiene pelo a causa de esta enfermedad. "Los pequeños ingresados tienen que darse cuenta de que sin cabello también son seres maravillosos y hermosos, y que no hay ninguna diferencia entre ellos y sus ídolos que salen en las pelis", culmina Asun Bodín quien cree que "si Disney ha sido capaz de dibujar sonrisas con una belleza con cabello, también lo puede hacer desde una belleza sin pelo".

Fuente: La Vanguardia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada