lunes, agosto 3

Choferes de la línea 60 amenazan con nuevos cortes





Gremialistas advirtieron que cortarán accesos en caso de que no avancen las negociaciones por la reincorporación de trabajadores despedidos. Hoy a las 11 habrá un nuevo encuentro en el Ministerio de Trabajo


El delegado de los trabajadores, Hugo Swarzman, señaló que esperan reunirse con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, "aproximadamente a las 11" de mañana, en la sede de la cartera.

Tras más de un mes de conflicto, Swarzman indicó a la agencia de noticias DyN que "no hay servicio porque la empresa no quiere", ya que no les permitió "sacar los coches a la calle", dijo.

Los trabajadores aguardaban el encuentro de hoy en las tres cabeceras, situadas en el barrio porteño de Constitución; y en las localidades bonaerenses de Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar; y Rincón de Milberg, en Tigre.

En sintonía, adelantó que, si hoy la compañía les "da los colectivos", los conductores realizarán los recorridos "sin cortar boleto" mientras se realice el encuentro en el Ministerio y, en caso contrario, permanecerán en las cabeceras.

"Queremos buscar una solución a los problemas y volver a trabajar. Depende de los empresarios si quieren dialogar y del ministerio (de Trabajo) de hacer que los empresarios cumplan las leyes laborales", apuntó Swarzman.

Asimismo, acusó a los empresarios y al Ministerio de Trabajo de ser los que "no quieren dialogar", debido a que tras "aceptar" en asamblea una propuesta que "no era muy buena" para los choferes, se acercaron a la cartera laboral, pero "la propuesta había sido retirada", denunció.

"Después de la propuesta que hemos recibo del Ministerio de Trabajo, que no era muy buena para nosotros sino muy pobre, en asamblea se resolvió aceptarla. Ayer fuimos al Ministerio a las cinco y vimos que la propuesta había sido retirada", detalló.

Por su parte, la cartera laboral indicó ayer en un comunicado que el jefe de Gabinete de Asesores, Norberto Ciaravino, se reunió con el cuerpo de delegados para recibir la respuesta de los trabajadores, luego de que el ministro Tomada exhortara a las partes en conflicto a normalizar el servicio.

El pasado 31 de julio, los delegados precisaron que la propuesta, que había sido realizada durante la segunda reunión con Tomada, implicaba "la reincorporación parcial de los 53 trabajadores despedidos, entre otros puntos".

El conflicto entre los choferes y la empresa Monsa comenzó el 25 de junio cuando los trabajadores dejaron de cobrar pasaje en repudio al despido de un compañero, tras lo cual la compañía echó a otro grupo de empleados.

En tanto, el pasado martes la Gendarmería desalojó una protesta de los choferes que reclamaban en la Panamericana la reincorporación de 53 trabajadores despedidos.

Durante esa manifestación se produjeron graves incidentes, con heridos y detenidos, tras lo cual intervino el gobierno bonaerense en procura de destrabar el conflicto.

Los incidentes más violentos ocurrieron sobre el puente de la ruta 197, cuando gendarmes reprimieron con balas de gomas y gases lacrimógenos a los manifestantes que intentaban cortar la traza principal de la Panamericana, mientras arrojaban piedras y botellas a las fuerzas federales.

La protesta se produjo en el marco de un conflicto con acusaciones cruzadas entre choferes y la empresa Monsa, y una interna gremial, que lleva 34 días y afecta a unos 250.000 usuarios que a diario utilizan esa línea que une el barrio porteño de Constitución con la zona norte del conurbano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada