sábado, agosto 1

La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires realizará el octavo concierto de su ciclo de abono



El martes 11 de agosto a las 20:00 horas, la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires ofrecerá en el Teatro Colón un nuevo concierto de su ciclo de abono, bajo la dirección del maestro Enrique Arturo Diemecke y con la actuación del pianista coreano Kun-Woo Paik como solista

El programa estará integrado por el Concierto para piano y orquesta Nº 2 en Si bemol mayor, Op. 83, de Johannes Brahms y la suite sinfónica Scheherazade, Op. 35 de Nikolai Rimsky-Korsakov.
La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires obtuvo dos Premios Konex de Platino como la mejor orquesta argentina de las dos últimas décadas, en 1999 y en 2009. Recientemente la Asociación de Críticos Musicales de la Argentina la distinguió con el Premio “Mejor Orquesta Sinfónica Argentina” de 2014, galardón que también obtuvo en 2012.
Desde 2007, el maestro mexicano Enrique Arturo Diemecke es director musical de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires. Como director artístico este año realiza su vigesimosexta temporada al frente de la Sinfónica de Flint (Michigan), la decimocuarta con la Sinfónica de Long Beach (California) y la cuarta con la Filarmónica de Bogotá. Dirige con frecuencia orquestas de todo el mundo. La Sociedad Mahler le otorgó una medalla por sus versiones de las sinfonías completas y fue galardonado con el Grand Prix de l'Académie du Disque Lyrique en varias ocasiones.
Kun-Woo Paik es considerado uno de los pianistas más importantes de su generación. A los 15 años se mudó a Nueva York donde estudió en la Juilliard School. Prosiguió su formación en Londres e Italia, con G. Agosti y W. Kempff. Inició su carrera internacional después de debutar en el Lincoln Center y el Carnegie Hall. Ha actuado con maestros de la talla de Mehta, Maazel, Jansons, Marriner, Sawallisch, Kitajenko y Paavo Järvi, junto a las principales orquestas del mundo. Su numerosa discografía incluye las integrales de conciertos de Rachmaninov, Prokofiev y Chopin; obras de Scriabin, Liszt, Mussorgsky, Bach/Busoni y Faure; y ya editó 16 de las 32 sonatas de Beethoven.
Escrito entre 1878 y 1881, el Concierto para piano Nº 2 de Johannes Brahms se separa alrededor de veinte años de la creación de su primer concierto, lapso en el que adquirió madurez en el manejo de los elementos del estilo sinfónico. Presenta desafíos especiales para el solista, más allá de los técnicos, por la interacción en un plano de igualdad con la orquesta en el desarrollo del material temático. Consta de cuatro movimientos, en lugar de los tres habituales para la época; el agregado es el segundo movimiento (Scherzo).
La suite sinfónica Scheherazade fue compuesta por Nikolai Rimsky-Korsakov en 1888. La estructuró en cuatro partes que relacionó con algunas historias de Las mil y una noches (recopilación de cuentos árabes). No pretendió recrear un relato, sino pintar imágenes y cuadros de determinados momentos. Para la evocación del Oriente, el compositor empleó una paleta de ritmos y motivos temáticos que orquestó con maestría y profundo sentido descriptivo.

Las localidades se encuentran a la venta en la boletería del Teatro Colón, Tucumán 1171 (4378-7109), de lunes a sábado de 10:00 a 20:00 horas y los domingos de 10:00 a 17:00 horas. También se pueden adquirir vía telefónica al 5254-9100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada