viernes, agosto 7

Más de 1600 evacuados en Buenos Aires por el temporal

Los damnificados pasaron la noche en centros municipales, gimnasios y escuelas, donde recibieron atención médica, alimentos y ropa seca.


Una nueva alerta por lluvias intensas en Buenos Aires -principalmente el Río de La Plata- preocupa a las autoridades y habitantes de Luján, Areco y Arrecifes, donde ayer personal de bomberos debió evacuar a más de 1600 personas -en especial niños- tras el desborde de los ríos que dejó calles y accesos anegados, y dañó bienes materiales de las viviendas.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advirtió que el cielo continuará nublado, con probabilidad de chaparrones y tormentas fuertes (con ocasional caída de granizo) en toda la Provincia que podrían extenderse hasta el lunes, con temperaturas que oscilarán entre los 16 y 20 grados. No obstante, las condiciones climáticas mejorarán para el centro y noreste de la provincia de Buenos Aires, sudeste de Córdoba, Entre Ríos, sur y centro de Santa Fe y CABA.

"Se prevén lluvias acumuladas que podrían superar los 100 mm en todo el periodo del presente pronóstico, las cuales afectarían principalmente a la provincia de Buenos Aires, especialmente en su franja este, y el sur del Litoral. Hacia el día viernes 7 se esperan abundantes lluvias en el norte de la Patagonia, siendo las provincias de Chubut, Río Negro, y el sudoeste de Buenos Aires las más afectadas. Hacia el sábado 8 se esperan lluvias en las provincias de Córdoba, San Luis, Mendoza y La Pampa, con la probabilidad de nevadas en las zonas de sierras y en la precordillera", precisó el informe especial difundido por el organismo meteorológico.

El diluvio de ayer provocó los desbordes de los ríos Luján (superó los 3,15 metros de altura cuando lo normal es de 1,35), Areco y Arrecifes. De acuerdo a los informes difundidos por Bomberos Voluntarios que participaron en las tareas de evacuación, en Pilar fueron evacuadas unas 1.000 personas, otras 300 en San Antonio de Areco, 200 en Luján y 130 en Arrecifes. Los damnificados pasaron la noche en centros municipales, gimnasios y escuelas, donde recibieron atención médica, alimentos calientes y ropa seca.

En Pilar resultaron afectados por la crecida del río los barrios Villa Verde, Río Luján, Amancay y Manzanares; en San Antonio de Areco, los barrios Canuglio, Amesfil y Don Pancho; en Luján, el barrio Olivera, San Fermín, La Loma, Villa del Parque y Padre Varela; y en Arrecifes, dos barrios costeros.
 
Por la crecida del río Areco también se cortó el tránsito sobre la ruta 8, a la altura del kilómetro 88 y del kilómetro 114, donde había una importante acumulación de agua. El tránsito era desviado esta mañana por las rutas nacionales 7 y 9. También se registraron unos 40 evacuados en la zona ribereña de Berisso. Además de las complicaciones de tránsito, hubo cortes del suministro de electricidad en varias localidades de la Provincia.

El agua cubrió ayer completamente las calles de todos los barrios. Se registró un promedio de 150 milímetros durante la madrugada del jueves, pero en Manzanares el temporal fue más severo: cayeron 210 milímetros de agua. Otros barrios con una situación crítica son los cercanos al Río Luján y los arroyos Pinazo, Burgueño y Laverde, detalla el diario Pilar de Todos.
 
Puntualmente, en Villa Verde, Pilarica y Los Troncos los vecinos se alarmaron al ver cómo el agua avanzaba hasta el interior de sus casas, con los graves daños materiales que ello implica. El Diario Pilar Regional destaca que es la primera vez que una tormenta afecta de esa manera a los domicilios.

Asimismo, agrega que el temporal no distinguió clases sociales ya que, además de las zonas más postergadas, también se vieron afectados los clubes de campo y barrios cerrados. Estas complicaciones generaron protestas de los vecinos, que durante el jueves organizaron manifestaciones en las vías de los FFCC San Martín y Belgrano Norte y en la ruta 25 para denunciar, entre otras, falta de obras pluviales.

Luciano Timerman, director de Defensa Civil de la Provincia de Buenos Aires, comentó en diálogo con Nancy Pazos por Radio Uno que "el río de Luján está escurriendo y eso es una noticia favorable" y aseguró que siguen "trabajando en conjunto con el gobierno Provincial, los municipios y la Nación" para ayudar a la gente a volver lo más rápido posible a sus hogares. "Estamos tomando las medidas necesarias para poder prevenir los efectos", anunció.

En tanto, en Capital los daños fueron menores como algunas caídas de árboles, algunos semáforos fuera de servicio y aisladas calles anegadas. En Tigre, las fuertes lluvias afectaron algunos vecindarios. En Quilmes, familias linderas al arroyo Itatí debieron ser evacuadas.
 
Fuente: Infobae
 

La constante lluvia afecta varias localidades bonaerenses. Ya cayeron 160 mm de agua. En Ezeiza hay demoras por la 'actividad eléctrica'. En Capital también hay complicaciones


El diluvio que azotó esta mañana a varias provincias del país provocó inundaciones, complicaciones en el tránsito, demoras y cancelaciones en algunos servicios públicos, accidentes de tránsito, retraso de aviones en aeropuertos y el desborde de los ríos Areco y Luján por lo que muchas familias debieron ser evacuadas.

Esta mañana el cielo estaba tenebroso, entre un tono púrpura y grisáceo por donde se asomaba la tormenta eléctrica que impidió el despegue y aterrizaje de los aviones en Aeroparque y Ezeiza que debieron ser reprogramados, y dejó calles y accesos anegados.

Las inundaciones afectaron a los vecinos de Luján, San Antonio de Areco, Pilar, La Plata, Berisso, Alejandro Korn, San Justo, Capilla del Señor y Zárate, que debieron autoevacuarse ante la intimidante cantidad de agua acumulada en las calles que impidió la circulación de vehículos y comenzó a ingresar a las viviendas provocando destrozos materiales. Algo similar ocurrió en zona Sur del Conurbano como Lomas de Zamora y Temperley, donde denuncian que no se hacen obras pluviales desde hace al menos 25 años. En tanto, la Provincia emitió un comunicado diciendo que estarán al tanto de la situación.

En Areco se cerró la ruta 8 a la altura de Solís a raíz de la caída de 145 mm de lluvia que imposibilitaron la circulación. "Los canales aliviadores no dan abasto", contó esta mañana un vecino en diálogo con TN. En Luján la situación también fue crítica y al menos 90 personas (unas 30 familias) debieron evacuar ya que el río creció hasta los cuatro metros. Los Bomberos Voluntarios ayudaron en las tareas de evacuación y a aquellos que se rehusaban a dejar sus casas por temor a los robos. "Tenemos miedo al agua y a la mala gente, que vienen y te sacan todo", explicó una de las vecinas damnificadas.

La Coordinación del Sistema de Protección y Defensa de la Comunidad (ProDeCom) de Luján informó ayer que las condiciones hidrológicas de la Cuenca del Río Luján estaban por sobre los valores medios, por lo que el SMN publicó una alerta en la que recomendó a los pobladores de las zonas ribereñas que estén atentos y tomen recaudos de manera anticipada. De ser necesario, pueden llamar a los Bomberos Voluntarios al 422222.

Los barrios más afectados fueron Padre Varela, La Loma, San Fermín, Santa Marta, El Ceibo, Santa Elena y la localidad de Olivera. Los personas que tuvieron que dejar sus viviendas fueron alojadas en los centros de evacuados "El Cid", en el barrio San Jorge, y "Polideportivo", en el centro de la ciudad.

En Arrecifes unas 50 personas (en su mayoría niños) también debieron ser evacuadas. Desde la municipalidad Arrecifes detallaron que las personas fueron llevadas a casas de allegados y familiares. El medio local Noticias especificó que con el temporal desbordó el río Arrecifes y la ciudad quedó aislada. A su vez, precisó que hubo cortes en la ruta 191 hacia Salto (interrumpida en dos sectores) y en la 51 camino a Carmen de Areco.

Con el diluvio, en la Ciudad cayeron al menos 80.8 milímetros de agua, mientras que en Provincia se registraron 160 mm, confirmó el SMN esta mañana en referencia al punto más crítico de la tormenta. Algunos vecinos del Conurbano y Capital (Pilar, La Plata, Temperley, Lomas de Zamora, Ramos Mejía, Palermo y Floresta) manifestaron su enojo y preocupación en las redes sociales mediante la publicación de fotos con algunas calles inundadas y denunciaron cortes de luz y falta de obras pluviales. El mal tiempo se extenderá durante toda la jornada hasta el domingo.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que la jornada en la ciudad de Buenos Aires y alrededores seguirá con lluvias y tormentas, algunas localmente fuertes durante la madrugada, chaparrones y tormentas aisladas con mejoramientos temporarios en la tarde-noche, vientos moderados del sector norte con algunas ráfagas y una temperatura que oscilará entre los 16 y 23 grados.

Para mañana se espera nubosidad variable, probabilidad de precipitaciones por la mañana, mejoramientos temporarios, con tiempo inestable por la tarde-noche, vientos moderados del sector sur y una temperatura que variará entre los 18 y 21 grados. El sábado, cielo nublado, probabilidad de precipitaciones, mejoramientos temporarios, vientos moderados a regulares del sudeste con ráfagas y temperatura que oscilará entre los 18 y 22 grados. Mientras que para el domingo, el SMN anticipa, cielo nublado, probabilidad de precipitaciones, vientos leves del norte cambiando a moderados y regulares del sector sur y una temperatura máxima de 20 grados.

La tormenta también está afectando severamente al tránsito y a los conductores que deben ir a trabajar al Centro: el Puente La Noria y la Panamericana (kilómetro 43, ramal Pilar) están cortadas por la lluvia. En tanto, Vialidad Nacional aconsejó a los automovilistas a conducir con precaución y siguiendo todas las normas de seguridad vial como tener el desempañador y limpiaparabrisas activado, el cinturón de seguridad puesto, luces encendidas y, sobre todo, evitar realizar frenadas o maniobras bruscas que induzcan a perder el control del auto.

En el kilómetro 9 de la autopista Buenos Aires - La Plata (sentido a Capital Federal) hubo un choque entre cuatro automóviles, por lo que se cortó la circulación por el carril rápido. En el kilómetro 43 de laPanamericana (ramal Pilar), sentido a Capital, hay un corte total por acumulación de agua en la autopista y el tránsito está siendo desviado por la colectora. Por el desborde del Río Areco, se cerró la ruta 8 entre Areco y Solís. Allí, cayeron 145 mm de lluvia y algunos vecinos debieron evacuar. "Los canales aliviadores no dan abasto", contaron los vecinos en diálogo con TN. En tanto, el Tren Mitre -ramal Suárez- presenta demoras, al igual que el Belgrano Norte. Por su parte, el Belgrano Sur está interrumpido por anegamientos.

A su vez, hubo demoras y reprogramaciones en Aeroparque y Ezeiza por la actividad eléctrica de la tormenta. Desde Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000) explicaron que las condiciones climáticas adversas impidieron la carga de combustible de los aviones y el trabajo del personal de rampa.

El pronóstico del SMN señala que las condiciones meteorológicas continuarán inestables al menos hasta el domingo, con lluvias y mejoramientos temporarios, y temperaturas que rondarán entre los 16 y 23 grados, algo altas para principios de agosto. Un informe especial del organismo refería a una "compleja" situación climática en el país, con fuertes vientos en la zona cordillerana, especialmente en Cuyo, lluvias intensas en el este y el Litoral, y temperaturas muy alta en varias provincias del norte, con máximas que podrían rondar entre los 35 y 38 grados, totalmente atípicas para la temporada invernal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada