domingo, agosto 2

Volvió a acelerarse la inflación en julio: cerca de 2%

Aumentos en transporte, combustibles y peajes impulsaron los precios; proyectan 30% para fines de año
Por   | LA NACION

Después de la baja de junio que festejó el equipo económico, en julio volvió a repuntar la inflación y el mes terminó con una suba cercana a 2%. Los analistas advierten que el proceso de desaceleración interanual está llegando a su fin y proyectan para todo el año una inflación acercándose a 30%, empujada por el dólar blue y la emisión monetaria.
Julio rompió con la relativa tranquilidad que arrastraban los precios en los 12 meses por una combinación de factores estacionales y otros de la política económica. Entre los primeros, las vacaciones de invierno, que tuvieron un impacto no sólo en esparcimiento sino también en el transporte, vía el aumento que tienen los peajes en esta época del año. También hay que incluir al 2,2% promedio que autorizó la Secretaría de Comercio para los más de 500 artículos de Precios Cuidados, que representan 10% de las ventas en supermercados.
A estas subas se suman 3% en medicamentos y 1,3% en combustibles, con lo cual el alza acumulada de naftas este año ya llega a 7 por ciento.
Los analistas consultados coinciden en que el panorama para la segunda mitad del año será parecido al de julio. "La inflación está volviendo a la normalidad de los últimos meses y según nuestros cálculos cerró con una suba de 2,1% en el costo de vida y un acumulado en 12 meses de 28,9%", explicó Carlos Melconian. "Para lo que resta del año no esperamos muchos cambios y proyectamos una inflación en torno al 2% mensual, en línea con lo que pasó en la segunda mitad de 2014. La emisión está en los mismos niveles que en la época en que Marcó del Pont comandaba el Central, pero la diferencia es que estamos en un contexto más recesivo que ayuda a contener los aumentos. La variable a seguir son las expectativas y un tema no menor es que, ante la posibilidad de un cambio en el gobierno, la gente busque anticiparse a cambios en los precios relativos y eso impulse la inflación".
La medición de Melconian coincide con la de la consultora Elypsis, que ayer informó 2,1% para julio y 23,8% para los últimos 12 meses, y está en línea con la de C&T Asesores Económicos. "Julio cierra con una inflación de entre 1,8 y 2%, lo que implica 26,3% en los últimos 12 meses. Igual, hay varios indicadores, como la mayor emisión y la suba del dólar blue, que permiten pensar que el proceso de desaceleración está llegando a su final", dijo María Castiglioni, socia de C&T Asesores Económicos.
La coincidencia es que la inflación estará muy ligada a lo que ocurra con el dólar. "No esperamos grandes saltos de acá a fin de año porque queda un resto del swap chino por US$ 4000 millones para ir cubriendo necesidades fiscales y evitar una nueva devaluación del peso; creemos que 2015 va a cerrar con una inflación de 24 o 25%, frente a 38% de 2014. El problema es que estamos otra vez viviendo del financiamiento externo para mantener el consumo", explicó Ramiro Castiñeira, de Econométrica, que confía en la capacidad del Gobierno para evitar nuevas corridas contra el peso.
Más crítico, Martín Polo, economista jefe de Analytica, dice que al Central le costará mantener lapax cambiaria. "Para el segundo semestre esperamos una suba de la temperatura de la inflación, básicamente porque el atraso cambiario va a empezar a tallar en las expectativas. A esto se suma que la estacionalidad empieza a jugar en contra después de un primer semestre favorable porque las comparaciones interanuales se hacían contra los primeros meses de 2014, los de mayor inflación. Pero no vemos una inflación descontrolada, sino en torno de 30% contra el 40% del año pasado."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada