domingo, diciembre 14

Encuentro de paz


JANUCA: decorada por Sergio Krymer, rescató la idea de la luz interior, que rige esta fiesta, con candelabros repetidos en el piso, lleno de caramelos dorados, y en las mesas vanguardistas 



Con ambientaciones en dorado y blanco, Natan unió la celebración de la fiesta judía de Jánuca con la de la Navidad cristiana. Los textos escritos especialmente por el rabino Sergio Bergman y el padre Hugo Mujica enaltecieron la propuesta.

La celebración de la fiesta judía de Jánuca coincide con la de la Navidad cristiana. Con la idea de unir ambas festividades, la tradicional casa de decoración y muebles Natan convocó al rabino Sergio Bergman y al sacerdote y escritor Hugo Mujica con los ambientadores Sergio Krymer, Flavio Domínguez y Gerardo Acevedo.

Para la vidriera de Jánuca, el rabino Bergman escribió un texto que Krymer ilustró sobre la pared negra: "Que cada uno aporte su brillo y que la luz lo consagre para iluminar el mundo", un fragmento que resume el mensaje de Bergman. En la instalación de Krymer, la idea de Jánuca estuvo presente en los candelabros, repetidos en el piso y sobre las mesas vanguardistas de la colección Milán 2009 que la firma está presentando.

La vidriera navideña fue ambientada por Acevedo y por el arquitecto Flavio Domínguez. El resultado: una mesa refinada y sofisticada que invita a querer participar. Apostaron por cristales, guirnaldas y una serie de árboles de papel dorado como pantallas plisadas con reminiscencias art déco.

En una de la paredes plasmaron las palabras del sacerdote Mujica: "Jesús nace en un pesebre, nace en la debilidad, renuncia a todo poder, porque sólo la debilidad es conciencia de necesitados, espacio de solidaridad... apertura a la hermandad"

Por Baby Padilla 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada