viernes, marzo 6

El peligro del pretzel -Cronicas desde Europa-

MARÍA RAMÍREZ desde Bruselas

24 de febrero de 2009

- George W. Bush ya descubrió, hace siete años, el peligro de los pretzel. El entonces presidente se atragantó con esa galleta retorcida, mientras seguía un partido de fútbol en televisión, e incluso se desmayó y se golpeó la cara hasta que el leal perro Barney –más fiel que el servicio secreto- acudió en su ayuda.

Aunque de forma menos dramática, la Comisión Europea descubre ahora que el pretzel –o su versión alemana, la original, de Baviera, es decir, básicamente, un pan muy salado- no es tan saludable como a los panaderos germanos les gustaría presentarlo.
-Continua-

El Mundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada