jueves, abril 11

Prohíben en Gran Bretaña la asistencia de Cristina al funeral de Thatcher

Timerman dijo que "no le importa" porque "ella no iba a ir", aunque calificó el hecho como "una provocación"; además dijo: "la mujer murió, que su familia la vele en paz"


Después del silencio oficial desde el Gobierno argentino por la muerte de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, el canciller Héctor Timerman dijo que "la mujer murió, que la familia la vele en paz", al referirse a la prohibición en Gran Bretaña sobre la asistencia de la presidenta Cristina Kirchner al funeral de la "dama de hierro". "Es una provocación más", opinó.
Un diario británico reveló hoy que los hijos de "la dama de hierro" no querían invitar a la presidenta argentina al funeral porque les parecía "inapropiado", a raíz de la guerra que la ex primera ministra lideró contra la Argentina en las Malvinas, por lo que desde Downing Street descartan su asistencia.
"¿A mí qué me importa si me invitan a un lugar donde no pensaba ir?", contestó hoy Timerman en una entrevista con radio Del Plata. "Es una provocación más", agregó, enr referencia a las tensas relaciones con el país europeo por la disputada soberanía en el archipiélago del Atlántico Sur.
"La mujer murió, que la familia la vele en paz", agregó.
El diario británico The Daily Telegraph reveló que los hijos de Thatcher, los mellizos Mark y Carol, vetaron la presencia del Gobierno argentino en el funeral del próximo miércoles porque creen que la invitación sería "inapropiada".
Una fuente del gobierno de David Cameron confirmó a la agencia Reuters que no se invitará a la presidenta Cristina Kirchner por el deseo de sus hijos, pese a que el protocolo indica que deberían convocar a los representantes de todos los países con los que Gran Bretaña goza de relaciones diplomáticas "normales".
"Se trata de adherirse a los deseos de su familia", dijo la fuente, añadiendo que se estaban llevando a cabo discusiones para determinar si un representante de menor rango podría ser invitado en su lugar.
La ceremonia tendrá lugar el próximo miércoles en la catedral San Pablo de Londres, con honores militares, aunque no será un funeral de Estado. Allí, asistirán regimientos que intervinieron en la guerra de Malvinas contra la Argentina, que dejó cerca de mil muertos y una victoria británica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada