lunes, julio 27

Insólito | Parte de los fondos, que representan una diferencia del 46% por sobre el haber de los abuelos, proviene del Anses.

Insólito | Parte de los fondos, que representan una diferencia del 46% por sobre el haber de los abuelos, proviene del Anses.

En 2012, y en el marco de las salidas de presos fuera los penales federales para realiar actividades culturales, fue la propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner quien aseguró en un acto que "el salario mínimo, vital y móvil es de 2300 pesos, es el mismo que cobran los presos que trabajan en las cárceles".
El martes pasado, el Gobierno nacional junto a sindicalistas aliados y empresarios acordaron que el “salario mínimo, vital y móvil" (SMVM) aumente de los 4716 pesos actuales a 6.060 pesos. El aumento del 28,5 por ciento será incrementado en forma escalonada, en agosto y enero próximo.
Lo insólito de la información es que ahora los presos cobran más haberes que los jubilados. El aumento del SMVM representa para el Servicio Penitenciario Federal un gasto adicional de 130 millones de pesos anuales. Parte de esos fondos provienen girados desde la cartera a cargo de Axel Kicillof pero otra parte también proviene del Anses, según reveló Infobae. La jubilación mínima es de $3.821,33. En comparación, un preso (que no paga comida, ni luz, ni gas, ni ningún servicio) gana 46 por ciento más que un jubilado.
Es que la ley de ejecución de penas privativas de la libertad (24.660) prevé en su artículo 120 que "el trabajo del interno será remunerado". Y aclara: "Si los bienes o servicios producidos se destinaren al Estado o a entidades de bien público, el salario del interno no será inferior a las tres cuartas partes del salario mínimo vital móvil. En los demás casos o cuando la organización del trabajo esté a cargo de una empresa mixta o privada la remuneración será igual al salario de la vida libre correspondiente a la categoría profesional de que se trate".


Según una reciente investigación del Diario PERFIL, siete de cada diez internos de las cárceles federales perciben el salario mínimo. Sólo el año pasado, se invirtieron cerca de 372 millones de pesos en sueldos a los presos.
Este lunes, el ombudsman de la Tercera Edad, Eugenio Semino, aseguró en diálogo con radio Continental que es "escandaloso que los presos (trabajadores activos) ganen más que el sector pasivo".
De momento, se espera que en los próximos días el Gobierno anuncie el programado aumento periódico (por ley) para los jubilados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada