jueves, julio 30

La UIA afirma que en tres años cerraron 1.000 industrias

Coloquio empresario en Córdoba.Lo aseguró en un informe. Abarca el período 2011-2014 cuando se pasó de 60.290 empresas a 59.000. El sector ya lleva 23 meses de caída.

La grave retracción industrial fue la constante de las dos jornadas del 8º Coloquio que cerró ayer y organizó la influyente Unión Industrial de Córdoba (UIC). 
Ante unos 700 empresarios ayer se presentó un informe de la Unión Industrial Argentina (UIA) elaborado por Diego Coatz que confirmó que en tres años se cerraron un millar de fábricas: en 2011 había 60.029 industrias; contra 59.231 en 2014. 
Según admitió el propio INDEC la industria lleva 23 meses consecutivos de caída. Y durante la Conferencia se resaltó el crecimiento de los costos y la pérdida de la competitividad. En las mesas tambipen se hablaba del fuerte impacto que tendrá la devaluación de Brasil en las fábricas.
El vicepresidente tercero de la UIA, Adrián Kaufmann, del Grupo Arcor y casi seguro sucesor del actual presidente de la UIA, Héctor Méndez fue el encargado de cerrar el 8º Coloquio. 
Lo hizo, precisamente, en reemplazo de Méndez: “Reconocemos los avances desde 2002 en el sector industrial, que creció hasta 2011 donde se alcanzaron los niveles de productividad de 1974. Pero desde 2011 tenemos un estancamiento de la economía y en particular del sector industrial”.
Y para reafirmar sus dichos, el directivo de la multinacional cordobesa Arcor, dio números: “Hoy estamos 4,5% puntos debajo de 2011 en volúmenes de producción; en exportación de manufacturas, las ventas cayeron un 16% respecto de 2011; el empleo industrial cayó 1,3% en 2014”. Y ratificó el estudio realizado por el economista de la entidad, Diego Coatz, y los dichos de Bernardo Kosacoff, quienes señalaron que “en tres años se perdieron 1.000 industrias”, ya que “actualmente hay 59 mil industrias, y todo indica que la tendencia seguirá; mientras que en 2011 teníamos 60 mil fábricas”.
Sin embargo, Kaufmann Brea, aseguró que “en 2011 no estábamos en la panacea, pero quiero aclarar que en 2015 no estamos al borde del precipicio”.
También apuntó que “la carga tributaria es el tópico que más nos preocupa” y que “en 2007 la presión impositiva nacional llegaba al 24% y en 2014 trepó al 34%”.
También aclaró que los estados provinciales y municipales subieron la presión impositiva.
El directivo de Arcor finalizó su discurso anunciando que “el 14 de diciembre, nuestra Conferencia Anual de la UIA será el catalizador de todas las acciones que estamos haciendo a lo largo de 2015. Y estará invitado el nuevo Presidente argentino, que habrá asumido sus funciones apenas unos días antes”. En las mesas deslizaban en ese momento: “Pensar que Cristina habla de reindustrialización”.
Por su parte, el anfitrión del 8º Coloquio, el presidente de la UIC, Gerardo Seidel, le contestó al ministro de Economía nacional, Axel Kicillof: “No somos partidarios de una mega devaluación. Tampoco somos partidarios de las opciones gradualismo o shock. Queremos que se equilibre el gasto público”, sentenció ayer el jefe de los industriales cordobeses.
Kicillof en una entrevista televisiva había intimado a los empresarios: “No hablen de un atraso cambiario porque joden a la gente”.
En un duro discurso de diez minutos, Seidel apuntó contra “este modelo que desde 2011 impulsa el consumo, en detrimento de la inversión y el empleo”, y criticó: “Este modelo basado sólo en el consumo, se manifiesta en la inflación de dos dígitos. En los últimos cuatro años, se perdió lo que se había generado en los ocho años anteriores”.
El presidente de la UIC reclamó a la clase política y a sus propios colegas empresarios “trabajar con una agenda que genere mayor productividad; y eso se logra generando más empleo y sin tocar los salarios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada