martes, julio 21

Personalidades de la cultura, premiadas en el stand de Clarín y Ñ



Apertura del sitio de Clarín en la Feria del Libro.Fueron reconocidos Alberto Díaz, Mauricio Wainrot, Angélica Gorodischer, Luis Alberto Romero y la Fundación El Libro.

Ayer, el stand de Clarín estaba de fiesta. Corría la comida, corría el vino y abundaban, además, los aplausos. ¿La ocasión? La entrega de los Testimonios a la Cultura, las Artes y las Ciencias que otorgaba Clarín, con motivo de su 70° aniversario. En el stand no cabía un alfiler. Estaban, entre otros, el periodista y escritor Jorge Fernández Díaz, la escritora Silvia Ipararaguirre, el editor Alberto Díaz, el crítico Daniel Link, la historiadora María Saenz Quesada, la directora de Proa, Adriana Rosenberg, el editor Damián Tabarovsky, el escritor Federico Andahazi, el editor jefe de Clarín, Ricardo Kirschbaum y Matilde Sánchez, Editora general de la Revista Ñ y de la página de Cultura del diario. Ella fue la encargada del inicio de este evento, destinado a destacar a importantes personalidades de nuestra cultura.
"Nos encanta que estén acá", dijo Matilde Sánchez desde el escenario celebrando la nutrida concurrencia, y no dudó en definir la Feria del Libro de Buenos Aires como "la más vital y la más grande de Latinoamérica". "Debatimos mucho sobre quienes recibirían este premio" -aseguró- "pero estamos seguros de los nombres propios que elegimos hoy". Sánchez anunció entonces que, además de la estatuilla, habría un regalo para los ganadores que "pesa 10 Kilos". ¿Qué era? "El catálogo razonado del Museo Nacional de Bellas Artes", develó.
El primero fue el antropólogo Néstor García Canclini. El autor deCulturas Híbridas, aseguró que lee Revista Ñ todas las semanas -recordemos que reside en México desde 1976- porque "me la envían a México".
Lo siguió Alberto Díaz, director editorial de la mítica Emecé (hoy, parte del Grupo Planeta) y editor histórico de la mexicana Siglo XXI. Díaz dijo que la Revista Ñ es "querida por todos los que queremos a los libros". Y añadió: "Además, hace años que ayuda a que nuestros libros sean más conocidos".
Llegó, en este punto, el turno de Luis Alberto Romero, autor de varios títulos imprescindibles para la comprensión del siglo XX en la Argentina. El historiador recordó su primer texto publicado en Clarín, en 1976, "y lo he seguido haciendo hasta ahora", dijo. "Es una de mis casas más queridas". Por eso, dijo, se sentía honrado con la distinción.
Llegó después la firma femenina, Angélica Gorodischer, que comenzó asegurando que su discurso podría ser el de siempre, en estas ocasiones... "no me lo merezco...". Y después río y aseguró: "¿Cómo que no me lo merezco? He trabajado como loca". Aplausos. Muchos aplausos para ella.
Fue Ricardo Kirschbaum quien recibió al siguiente premiado, el bailarín y coreógrafo Mauricio Wainrot, que agradeció a Clarín por "sus 70 años de lectura".
Y el último -pero no por eso el menos importante- de los premios de la noche, fue para la Fundación el Libro, organizadora de esta Feria. Al escenario subieron su presidente, Martín Gremmelspacher, su secretario, Aurelio Narvaja, y el director de la Feria, Oche Califa. Lejos de diluirse en las palabras, simplemente agradecieron a las direcciones anteriores de la organización, "que la llevaron a ser lo que es".
Llegó el final, ¡click!: foto grupal. Más vino y más comida para los invitados. Y sigue la fiesta de los libros que, al fin y al cabo, recién comienza.


Texto e Imagen Clarin Cultural

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada