miércoles, agosto 12

Buenos Aires, bajo el agua: tras el temporal, un alerta de sudestada suma preocupación a una provincia desolada

12.08.15 | 18:32







Ríos desbordados, calles anegadas y viviendas con un metro de agua afectan a pueblos y localidades bonaerenses.

Mientras unas 20 mil personas continuaban afectadas por las inundaciones en el norte bonaerense, la situación se complicaba hoy con la presencia de una fuerte sudestada, acompañada de lluvias, con vientos de hasta 70 kilómetros por hora.
Durante toda la jornada, el Servicio Meteorológico Nacional mantiene el alerta por sudestada “con vientos muy fuertes”. El alerta rige para el Río de la Plata, zona costeras y el Delta del Río de la Plata, y se estimaron que vientos de entre 50 y 70 kilómetros por hora permanecerían al menos hasta el jueves. 
Ante esta situación, la creciente del Río de la Plata actuaba como un efecto tapón que impedía el escurrimiento de las grandes masas de agua provenientes de los desbordados cursos fluviales del interior bonaerense.
En el norte bonaerense hay al menos 11 mil personas evacuadas por la crecida de ríos como el Luján, Arrecifes, Salto, Areco y Matanza, entre otros, tras las fuertes lluvias que comenzaron una semana atrás en la región y que también afectaron varias poblaciones del sur de Santa Fe.
El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, informó que eran 11 mil los evacuados y que se estiman en 20 mil los damnificados.
El funcionario supervisó el despliegue de fuerzas federales en Arrecifes, Zárate, Mercedes, Pergamino y San Antonio de Areco, y consideró que a pesar de que el agua había bajado en una jornada con escasas lluvias, “la situación podría agravarse con la sudestada”.
En el distrito de Luján, el río alcanzó en la noche del martes 5,43 metros, mientras que el registro de las 15:00 de hoy mostró una baja en el caudal de agua hasta los cinco metros, que trajo algo de alivio, pero con la preocupación de que la sudestada y las nuevas lluvias compliquen la situación otra vez más.
El intendente de Lujan, Oscar Luciani, declaró la “emergencia hídrica” y se suspendieron las clases en todo el distrito. Por su parte, el municipio de Escobar informó que la situación “comenzó a normalizarse y los arroyos de la zona se encuentran en su cauce normal”, antes de que comenzarán los efectos de la sudestada.
La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) del Ministerio del Interior y Transporte informó que continuaba interrumpida la circulación vehicular en las siguientes rutas:
 - Ruta 33, kilómetro 728, Sanford, provincia de Santa Fe.
 - Ruta 8, kilómetro 58.5, bajada al barrio Manantiales, Pilar, provincia de Buenos Aires.
 - Ruta 65, entre General Viamonte y 9 de Julio.
 - Ruta 50, entre la ruta nacional Nº 7 (Vedia) y la provincial Nº 65 (General Arenales).
 - Ruta 32, en el tramo comprendido entre Pergamino y Salto.
 - Ruta 45, entre Ruta 31 y La Angelita (cortada por construcción de alcantarilla aliviadora).
 - Ruta 191, entre Arrecifes y Salto.
 - Ruta 14, intersección Ruta AO12, Soldini, provincia de Santa Fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada