martes, agosto 11

Fallece en un accidente de moto el bailarín británico Jonathan Ollivier

Era el actual protagonista de los éxitos londinenses de Matthew Bourne.


El primer bailarín británico Jonathan Ollivier falleció ayer domingo antes de mediodía al colisionar su motocicleta con un coche marca Mercedes negro en Farringdon Road, en la zona de Clerkenwell. The Car Man, la versión canalla ideada por el coreógrafo Matthew Bourne sobre el mito de la cigarrera sevillana. También en esta temporada encarnó el cisne principal en la versión de Bourne de El lago de los cisnes donde todas las aves encantadas son hombres y que ha dado la vuelta al mundo. Bourne, aún consternado, acertó a declarar a medios londinenses que Jonathan Ollivier era “uno de los más carismáticos y poderosos bailarines de su generación”. El polifacético artista formaba parte, precisamente, de la compañía dirigida por Courne, New Adventures. Antes había sido también el protagonista de la primera gira inglesa del musical Dirty dancing. Estaba casado con la bailarina Desiré Samaai.



El conductor del auto fue arrestado por conducción temeraria y acusado de provocar el fatal accidente. Ollivier falleció en el acto y a pocas horas de su última función de la temporada en el teatro Sadler’s Wells, donde representaba

Jonny Ollivier nació hace 38 años en Northampton y estudió en la Rambert Ballet School donde se graduó en 1996. Tras varios trabajos en compañías experimentales y probar suerte en Alemania, se marchó a la Cape Town City Ballet Company en Sudáfrica, para retornar al Reino Unido cuando es reclamado por el Northern Ballet Teathre. En 2007 Ollivier se marchó a Canadá con una interesante oferta de la Alberta Ballet Company, la tercera compañía en importancia de ese país norteamericano, hasta que Matthew Bourne lo llamó y le asignó los protagónicos de tres de sus grandes éxitos: El Cisne de El lago de los cisnes, el principal de Play without words y el rol de Luca en The Car Man, su último papel escénico. Ollivier también trabajó con el controvertido coreógrafo de ballet con estética punk Michael Clark y fue finalista de los más importantes premios de ballet del Reino Unido, donde la crítica siempre alabó su fuerza y potencia sobre las tablas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada