miércoles, mayo 13

La Corte Suprema confirmó las condenas de Astiz, Acosta y otros represores por crímenes en la ESMA

El documento lleva las firmas de Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, quienes consideraron "inadmisibles" los planteos de la defensa

 Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó hoy las condenas a prisión perpetua de Alfredo "El Angel Rubio" Astiz, Jorge "El Tigre" Acosta y otros seis represores por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la última dictadura militar.
El máximo tribunal también dejó firmes las condenas a perpetua de Ricardo "Sérpico" Cavallo, Antonio "Trueno"/"Rata" Pernías, Raúl "El Pingüino" Scheller, Jorge "Ruger" Rádice, Adolfo "Jerónimo"/"Liebstein" Donda Tigel y Ernesto Frimón "220" Weber, todos integrantes del Grupo de Tareas 3.3.2 de la ESMA al igual que Astiz y Acosta.
Además, la Corte ratificó las condenas a 25 años de prisión de Manuel Jacinto García Tallada y Juan Carlos "Lobo" Fotea y a 20 años de Carlos "Tommy" Capdevilla.
Los jueces de la Corte Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda rechazaron por "inadmisibles" los planteos de los represores contra sus condenas.
Además, la Corte también ratificó la nulidad de las absoluciones de Juan Carlos "Juan"/"Niño" Rolón y Pablo "Dante"/ "Sierra" García Velasco, sobre quienes deberá dictarse un nuevo pronunciamiento.
El Tribunal Oral Federal 5 condenó en octubre de 2011 a Astiz, Acosta y al resto de los represores en lo que fue el primer juicio oral por los crímenes cometidos en la ESMA, el mayor centro clandestino de detención del país durante la dictadura y en el que se estima que estuvieron secuestradas cinco mil personas y donde funcionó un maternidad clandestina.
En el proceso se juzgó el secuestro y homicidio del periodista y escritor Rodolfo Walsh, ocurrido el 25 de marzo de 1977, un día después del primer aniversario del golpe en la que el periodista escribió la "Carta Abierta a las Juntas" en la que denunciaba los crímenes de la dictadura.
También se debatió el secuestro, en diciembre de 1977, de 12 personas que integraban el grupo de la Iglesia de la Santa Cruz, ubicada en San Cristóbal, donde se reunía familiares de desaparecidos para en conjunto buscar información sobre ellos.
Astiz se infiltró en ese grupo con el nombre de "Gustavo Niño", haciéndose pasar por el hermano de una secuestrada, y "marcó" a las 12 personas que había que secuestrar, entre ellas las monjas francesas Leonie Duquet y Alice Domon y las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, María Eugenia Ponce de Bianco, Azucena Villaflor de De Vincenti y Esther Ballestrino de Careaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada