sábado, julio 25

ADEPA rechazó el proyecto que busca regular los comentarios en Internet

La entidad periodística advierte que la iniciativa plantea "una cierta amenaza contra la libertad de expresión" que, en algunos casos, puede derivar en "la autocensura"

 La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) rechazó en las últimas horas el proyecto de ley, propuesto por el kirchnerismo, que busca regular los comentarios en la Web.
Según consideró la entidad, la iniciativa plantea "una amenaza cierta contra la libertad de expresión ciudadana y, en el caso de los medios digitales y otras plataformas en la Red, les impone obligaciones de difícil cumplimiento, que pueden derivar en la autocensura".
El proyecto, que está siendo analizada por comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación, fue presentada por los diputados oficialistas Remo Carlotto, Diana Conti,Carlos Heller y Andrés Larroque, como una reforma a la Ley contra la Discriminación, de 1988.
A través de un comunicado, ADEPA precisó que si bien "coincide con el propósito de evitar agravios y fomentar el respeto por la dignidad humana", entiende que "el camino elegido a través de este proyecto de ley para lograr esos fines es erróneo, lesivo de la libertad de expresión y contrario al principio institucional que veda la censura previa".

EL ALCANCE

El texto en análisis obliga a los administradores de los sitios digitales a anular comentarios que consideren discriminatorios o que hayan sido denunciados como tales por quien se sienta afectado. Sobre este aspecto, la entidad periodística advierte que "se debe implementar una vía de comunicación para recibir los reclamos, ogligación que puede generar costos difíciles de afrontar por pequeños sitios digitales".
En esa línea, repara ADEPA, aparece uno de los aspectos más polémicos del proyecto: la imposición de que los administradores de los medios on line adopten "las medidas necesarias para evitar la difusión de contenidos discriminatorios", concepto que la iniciativa define en términos "tan amplios y ambiguos que seguramente impulsarán la autocensura".
Otro foco cuestionable, siempre según la entidad, tiene que ver con la carga de la prueba, ya que no es el afectado quien debe probar la discriminación, sino que quien publicó el comentario tiene que probar que no tuvo intención de menoscabar a nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada