viernes, julio 17

AMIA/Aniversario. Anoche se llevó a cabo el emotivo acto de la juventud

Itongadol/AJN.- Anoche se llevó a cabo el tradicional acto conmemorativo que organiza la juventud comunitaria, 

con la activa participación de la Mesa de Juventudes y el Departamento de Juventud de la AMIA, bajo el lema 

“21 años de ausencias”, en la calle Pasteur al seiscientos.
 
Marina Degtiar, hermana de Cristian, una de las 85 víctimas del atentado a la AMIA, brindó su testimonio y 

aseguró que, a pesar de que pasaron 21 años, lo tiene tan presente como si fuera ayer el último día que lo vio.

 
Matías Dorsevich, en nombre de los miembros de la Mesa de Juventudes, se dirigió a los presentes y mencionó 

su primer recuerdo del atentado a la AMIA, noticia que escuchó en la radio mientras viajaba con su familia a la 

costa. “Con seis años ninguna persona en el mundo podría haber dicho en ese entonces que hoy, a mis 27, iba 

a estar parado leyendo un discurso pidiendo justicia 21 años después. 


El lema que nos convoca hoy son las historias que no fueron. Aquellas personas que tenían 21 años al 

momento del atentado, como Paola Czyzewsky, Cristian Degtiar, Agustín Lew, Ilana Mercovich y Juan Vela

Ramos, no pudieron recibirse en la facultad, no pudieron cantar, no pudieron salir campeones con su club de

futbol”, dijo.

“Es difícil buscar palabras que todavía no se hayan dicho, pero nunca está demás decir lo emocionante que es

ver una multitud de jóvenes, hoy aquí presentes, que en su gran mayoría no habían nacido al momento del 

atentado, porque simplemente tenemos vagos momentos de él. 


Este año, lamentablemente, por causas poco deseadas, el tema del atentado ha tenido en los medios, y en la 

comunidad toda, una popularidad no común en fechas ajenas al 18 de julio. Cómo jóvenes de distintos 

movimientos estamos cansados de tantas idas y vueltas; estamos cansados de las promesas de los diferentes 

gobiernos; estamos cansados de que se utilice a los muertos como un medio para lograr poder y hacer política.

Como jóvenes sólo queremos que se dejen de tirar la pelota unos a otros, y que de una vez alguien se haga 

cargo”, remarcó.

 
Luego dio lectura a la nómina de las víctimas del 18 de julio de 1994, se prendió una vela de izcor (recordación)

por cada una de ellas y se entonó la tradicional oración judía destinada a los difuntos Kel Male Rajamím.

 
Durante el acto se proyectó un video corto y dos ensambles interpretaron temas alegóricos, el Ensamble Musical

de las escuelas Ort, y la banda Días de Fuego, de la ciudad de Rosario.




 
Fuente texto e imagen Iton Gadol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada