domingo, agosto 9

Atribuyen a la falta de obras hídricas la causa de las inundaciones





Mal clima / La provincia de Buenos aires, en problemas

 LA PLATA.- El agua. Otra vez el agua. La cuenca del río Luján desbordó una vez más e irrumpió en pueblos, rutas y ciudades para recordar que hay obras hídricas urgentes que deben gestionarse y que van más allá de las elecciones. El gobierno de Daniel Scioli afirma que ya invirtió $ 70 millones para sanear 27 kilómetros del río Luján, pero la oposición sostiene que son insuficientes. "Se requiere una inversión mínima de 300 millones", según informó a LA NACION el diputado Juan Carlos Juárez (FAP).
Pero más allá del dinero que debe desembolsar el gobierno, hace falta una firme decisión política: unos 100 barrios cerrados y emprendimientos privados se instalaron en los últimos años a lo largo de los municipios regados por la cuenca del río Luján, desde Suipacha hasta Tigre. Estos barrios fueron construidos sobre antiguos humedales -aprobados por ordenanzas de cada gobierno municipal- e impiden el normal escurrimiento del agua. Incluso, algunos tienen canales que modificaron el curso de las aguas, según aseguró el diputado Juárez.
El gobernador Scioli ya admitió que la proliferación de countries en estos municipios fue en detrimento de los barrios más pobres. "Hay problemas propios de planificación urbana, hubo una proliferación sin precedentes de barrios cerrados en detrimento del resto de los vecinos", reconoció el gobernador.
"Cuando se da una desigualdad tan grande con una cobertura de un 50 por ciento del territorio solamente de barrios cerrados, esto perjudica al resto de la población por las consecuencias que tienen las tierras que se elevan", dijo Scioli, el año pasado, en medio de una pelea con el ex intendente de Tigre, Sergio Massa, y también candidato a presidente por el Frente Renovador.
Ni la emergencia hídrica decretada en 2013 sirvió para resolver el problema, que cada vez es más grave teniendo en cuenta los efectos del cambio climático. "Éste es el resultado de una serie de políticas de los últimos 25 años -dijo a LA NACION el ingeniero Juan Carlos De Lorenzo-. En el caso del río Luján se ha registrado una modificación de la cuenca por los emprendimientos privados. Así, las áreas que eran inundables ahora son áreas urbanas. El río no tiene la expansión original y no se puede volcar naturalmente. Hay una alteración sustancial de las cuencas. No sólo es necesario limpiar cauces y puentes: hay que hacer un plan general."
Para De Lorenzo, ingeniero y profesor de aprovechamientos hidroeléctricos y máquinas hidráulicas, habría que planificar con cuidado los sitios donde edificar. "No debería construirse en amplias zonas, ya que cuando hay lluvias como éstas hay gran perjuicio para el resto de la población. No hay una solución fácil y hace falta una decisión política para cambiar las cosas."
La solución que propone la oposición bonaerense para mitigar los males en el río Luján consiste en construir una suerte de embalse o bien un by-pass para encauzar nuevamente el curso de las aguas.
El desborde del río Areco es distinto al del río Luján. La cuenca del río Areco no está tan alterada, aseguran los especialistas. Por tanto aún es pertinente realizar estudios más tradicionales para ver qué tipo de obras se pueden hacer en el curso superior del río.
La senadora Mariana Moretti (FPV) aseguró a LA NACION que "es impresionante la cantidad de obras que se llevaron adelante" en la cuenca del río Areco. Obras que se negó a detallar ante el pedido de LA NACION. "El que conoce del tema es el intendente", dijo Moretti. Pero Francisco Durañona, el funcionario a cargo de una ciudad que se inunda con frecuencia, tampoco atendió a LA NACION.
En el Ministerio de Infraestructura bonaerense informaron que se invirtió $ 79 millones en la primera etapa de saneamiento del río Luján; corresponde al tramo Las Tropas, que abarca a la ruta 8 en los partidos de Luján y Pilar. Y está prevista una segunda etapa de obras en la desembocadura del arroyo Larena, en los partidos de Exaltación de la Cruz y Campana, con una inversión de $ 72 millones. Juntos con otras obras complementarias sumarán una erogación de $ 170 millones. En tanto, sobre la cuenca del río Areco se realizaron obras por $ 59 millones para limpiezas, defensas y construcción de un canal aliviador.
Eso sí: el presupuesto aprobado para 2015 por la Legislatura provincial autoriza a la Provincia a tomar una deuda con organismos nacionales e internacionales a fin de resolver las inundaciones. Pero el dinero aún no llegó. Según Juárez: "No hay dimensión del problema hídrico ni un plan maestro".

SCIOLI Y EL "USO" DEL TEMPORAL

El gobernador bonaerense y candidato presidencial del kirchnerismo, Daniel Scioli, advirtió ayer que "parece que algunos quieren que la gente vaya a votar con miedo y bronca" a las elecciones de hoy en medio del temporal de lluvias que dejó varias localidades inundadas. Por eso, reclamó que "la información" sobre el temporal de lluvia que afecta a varios distritos se dé con "la mayor prudencia y responsabilidad. Esto no significa negar los problemas, pero significa poner las cosas en su justa dimensión... Porque obras se vienen haciendo, y han descomprimido notablemente las inundaciones", aseguró Scioli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada